martes, 19 de febrero de 2013

RECORDANDO A UN COBARDEResponder citando



El viernes 4 de julio de 1975, estando en plenitud de sus funciones el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón, estalló una bomba en el baño de caballeros del céntrico bar "El Ibérico" de Buenos Aires

El objetivo de aquel atentado fue el de asesinar a un oficial naval que tenía reservada una solitaria mesa en proximidades de la puerta que da a los baños.

Casualmente ese día el marino no fue a tomar su café y en su lugar se sentó una mujer, completamente ajena a todo.

El estallido la mató instantáneamente, juntamente con el mozo que la estaba atendiendo y un grupo importante de parroquianos recibió heridas de consideración, sin contar el bar que quedó destruido. 

Pocos días después se supo que el autor del atentado había sido Jorge Taiana.
En vista de la peligrosidad de este montonero, lo alojaron en el Penal de Rawson, hasta que logró salir "bajo libertad vigilada", porque el juez de la causa consideró su particular situación familiar. 

Tenía dos hijos pequeños. 

El gobierno K lo indemnizó con una suma suculenta, por haber sido "víctima de la persecución fascista". 

Los que no pudieron salir de sus féretros con libertad vigilada, ni recibir indemnizaciones, ni cuidar de sus pequeños hijos, fueron la mujer y el mozo del café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESTOS AGREDIERON A MI PATRIA

Loading...