jueves, 3 de febrero de 2011

CARTA DEL PADRE CHRISTIAN VON WERNICH

“El Fiscal Federal Sergio Franco trata de amedrentar y perseguir a mis posibles testigos con una animosidad manifiesta que pone en peligro la vida, libertad y honra de los mismos”.

Sabiendo que mi denuncia judicial, que la haré, caerá en saco roto pues hay una justicia parcial manipulada y presionada desde el Poder Ejecutivo Nacional como lo estamos viendo en los últimos casos de la Cámara Federal de Casación, o la del Juez López Biscayart en el caso Skanska o armas Río Tercero o Margarita Belén y otros.

Y frente a ésta realidad posibles jueces sumisos, siguiendo las indicaciones -por temor alguno de ellos-, harán todo lo posible para rechazar la misma, hago esta denuncia pública.

El Fiscal Federal en La Plata, Sergio Franco, Fiscal que eleva mi causa a juicio oral, trata de asustar, amedrentar, intimidar, presionar y perseguir a mis posibles testigos con citaciones a “declaración testimonial” , solicitando medidas de pruebas a situaciones que fueron “causas cerradas” (¿por razones políticas?) y sin mucha investigación en ese entonces, como el asesinato del ex policía Emmed después de “denunciar” que fue “comprado” por la CONADEP para testimoniar contra Etchecolatz y contra mí.

No he leído en la presentación por parte del Fiscal a su pedido para que pase a juicio oral, la denuncia, el desmentido y la aclaración de Emmed (Mayo 8, 1985) en la Cámara Federal -cuyos Fiscales fueron los doctores Strassera y Moreno Ocampo- que juzgó a los Comandantes y en el Tribunal Militar, cuando dice que “todo lo dicho en la CONADEP fue fruto de un acuerdo a su libertad -estaba preso- y 20 mil dólares, que los miembros de la CONADEP Doctores Aguad y Aragón le habían ofrecido”. (Clarín, mayo 9/1985, pág. 6; La Nación, mayo 9/1985, pág.12; La Razón, mayo 9/1985, pág. 12 y otros).

El abogado defensor del asesinado ex policía Emmed, doctor Roberto Polito, así también lo ha manifestado (ver mismos diarios y misma fecha).

Recordemos que el ex policía Emmed, que hubiera sido mi testigo principal para desenmascarar la mentira oficial de la CONADEP como lo hizo y que todos callan y ocultan intencionalmente, muere de “un tiro en la cabeza” en una situación muy dudosa al poco tiempo de salir del penal, pues estaba preso al ser condenado por varias causas, entre ellas: privación ilegítima de la libertad, robo calificados varios, uso indebido de uniforme y otras.

(Juzgado Penal de Lomas de Zamora, Juez Dr. Caminos, Secretaría Dr. Pérez Nevo).

Y que había recibido amenazas por haber “denunciado” a la CONADEP en el “acuerdo” que llegaron a realizar pero que la CONADEP, una vez obtenido el “beneficio” de la “denuncia”, no cumple.

¿Lo asesinaron por denunciar el acuerdo? No tengo respuesta a esa pregunta, pero la denuncia de las amenazas fue hecha, así lo admitió su abogado, doctor Polito, a los medios (La Prensa, mayo 9.1985).
Y ahora el motivo de mi denuncia:

El día 22 de marzo de 2007 a las 13.25 horas, en el Juzgado Federal Nº 3 de La Plata, Sección Especial, se recibe el pedido del Fiscal Franco para que se cite a declarar al Sr. J. L. Milia (es interrogado el jueves 19 de abril 2007) por la carta que él publicara (18/3/07) en
www.politicaydesarrollo.com.ar con el título “Coincidiendo con el tiempo Cuaresmal” y que comenta mi situación.

El Fiscal, con ánimo persecutorio y amenazante, sin lugar a duda intimidatorio para otros posibles testigos, solicita sea interrogado “acerca del nombre completo de la persona a la que en la nota menciona como “Judas” y sobre las circunstancias en las que habría sido asesinado”.

(Nota: el señor Milia en su carta dice: “el Judas de turno, ausente pero no por suicidio sino porque al desdecirse de sus denuncias nunca le pagaron los treinta denarios prometidos- un oportuno balazo en la cabeza le evitó explicar por qué se había retractado”.

Si el Fiscal Franco, que hace muy bien en preocuparse por el asesinato del ex policía Emmed,

¿por qué no lo incluyó, junto a las retractaciones y desmentidas de Emmed y que hago referencia más arriba, en su larga presentación al elevar a juicio oral mi causa (84 páginas)?

¿Por qué no solicitó investigar ese asesinato y las posibles causas del mismo frente a las amenazas que recibió?

¿Por qué no hizo referencia a lo por mí declarado en el Juzgado Federal 3 de La Plata del doctor Corazza, donde señaló ese “acuerdo” entre los miembros de la CONADEP nombrados y el ex policía Emmed para acusarme?

¿Olvido?


¿Intencionalidad?
¿Mal desempeño como funcionario público?

¿Animosidad a Von Wernich?

¿Presión política?

Muchas preguntas sin respuesta, por lo menos por ahora.

Esta actitud del Fiscal Franco, que trata de amedrentar, asustar e intimidar, pone en un muy serio peligro la vida, la libertad y la honra de mis posibles actuales testigos para que no sigan escribiendo sobre el tema o puedan declarar.

Ya uno fue asesinado, el ex policía Emmed por haber dicho la verdad sabiendo que podía arriesgar su vida como de hecho sucedió.

Frente a este hecho y a los que seguro vendrán con escraches -como ha sido amenazado el Juez de Casación Bisordi- y una descarnada persecución violenta e intimidatoria, ¿qué confianza puedo tener sobre la seguridad de mis testigos si los responsables de la misma son los primeros en violar la ley en la forma que lo están haciendo y que nada hacen para evitarlo?

¿Solicitar protección de testigos? Me parece que es solicitar al lobo que cuide las ovejas....

Tengo la seguridad -y no es “sensación”- que hay una “animosidad” muy grande -y para nada oculta-, no sólo desde el gobierno sino desde la justicia también, sobre mi persona, sobre los Capellanes y sobre la Iglesia Católica.

Y si la hay para mi persona y las instituciones, también la habrá sobre mis posibles testigos, sus familias y mi familia.

Es todo lo que tengo que denunciar hoy, mañana puede haber más de continuar esta persecución que parece no se detendrá.

Será justicia.

R. P. Christian von Wernich


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESTOS AGREDIERON A MI PATRIA

Loading...