jueves, 11 de noviembre de 2010

DIFERENTES CONDUCTAS

... Mientras DELINCUENTES como Apablaza sigan riéndose de nosotros, continuaremos anclados y hablando del pasado



Cuando el clamor popular afirma a diario que "los DDHH son exclusivamente para los asesinos y ladrones", ¿se referiran solamente a los actuales asesinos y ladrones o incluyen también a los del pasado?

Algún día los representantes del Pueblo, recordarán que gobiernan en su nombre y por mandato de este Pueblo... ese poder delegado es finito, dura 4 años.

La Mayoría Silenciosa está harta de la mala política de los DD.HH. humanos aplicados como venganza hacia las FF.AA. y de SS., estoy seguro que si la Cámara Baja impulsara una Consulta Popular y Vinculante se llevarían la sorpresa del Siglo XXI.

El Pueblo quiere Justicia y Conciliación, basta de mirar un pasado que no le interesa a nadie y menos cuando vemos la caravana de naciones vecinas que partieron hacia el futuro. Como dijiera un ex terrorista por televisión: o todos presos... o todos libres", hay que acabar con la impunidad de los terroristas, sin olvidar que ellos abrieron la Caja de Pandora al declarar la Guerra Revolucionaria.

CARTA DE LECTOR EN "LA NACIÓN Diferentes conductas.

Señor Director "El 23 de septiembre de 1973, por decreto 1454, por incurrir en «actos concretos de violencia, en abierto desprecio por los valores más sagrados, cuales son la vida humana y los derechos de las personas», se declaró ilegal la actividad del Ejército Revolucionario del Pueblo y se instruyó a la Policía Federal para que impidiera las acciones de esa organización".

"El 8 de marzo de 1974, mi esposo, Miguel Angel Castrofini, fue asesinado en la puerta de nuestra casa en presencia de mi suegro y mía.

Reconocimos al autor de ese hecho, que resultó ser miembro de dicha organización.

Su nombre: Eduardo Mario Favario.

"En toda guerra, como la que tuvo lugar en el país en los 70, la primera víctima -como señala Pérez Reverte- es la verdad, por ello pedí la reapertura del caso.

El juez a cargo de la investigación, por haber perdido un familiar durante el proceso militar, se excusó de continuar en la investigación en aras de la independencia e imparcialidad que es dable exigir a los jueces y ante la eventual situación de duda acerca de que tal hecho pudiera afectar su estado anímico.

Comparto, señor juez, su dolor, ya que ambos perdimos seres queridos, y destaco y valoro su actitud.

"Esa digna actitud contrasta con la de quienes están al frente de la Secretaría de DD.HH., Eduardo Luis Duhalde y Martín Gras (alias «Chacho»), el primero abogado de miembros de las organizaciones armadas declaradas ilegales por un gobierno constitucional y el segundo, combatiente de esas organizaciones armadas, que con la connivencia parlamentaria permitieron que el victimario de mi esposo fuera indemnizado por caer en la "lucha antisubversiva", mientras que a mi esposo no le corresponde el más mínimo reconocimiento, a pesar de haber sido un civil víctima de la acción terrorista.

"Más repudiable aún es la actitud del titular de la Procuración General de la Nación, docotr Esteban Righi, quien mediante la resolución general 158/07 procura impedir la investigación de los crímenes cometidos por esas organizaciones y así conocer la verdad completa del conflicto armado que vivió el país en los 70; él es justamente el autor de los indultos y la ley de amnistía que permitió la libertad del asesino de mi esposo.

"Señores, sigan el ejemplo de la conducta del juez y apártense de sus cargos, de cuyo ejercicio deberían inhibirse cuando de estas cuestiones se trata.

"Por último, señor juez, no dudé nunca de su imparcialidad y espero que quien lo reemplace, aun no teniendo la violencia moral que usted invoca y respeto, tenga sus valores morales y actitud ética."

Mercedes Rivadeneira, vda. de Castrofini

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESTOS AGREDIERON A MI PATRIA

Loading...