lunes, 8 de noviembre de 2010

UNA HISTORIA NECESARIA‏

Es el año 2050. Don Matías y su nieto Manuel caminan en silencio por el Parque de la Memoria , leyendo aleatoriamente los nombres de las víctimas expuestos en pequeñas placas a lo largo de enormes muros de granito.

Manuel se detiene frente a una placa y lee "Aldo Roberto Garrido",

- ¿Quien fue, abuelo?

- Ese fue un policía que asesinaron de 3 balazos por la espalda en 2009.

Tenía 62 años y estaba en edad de jubilarse, pero él decidió seguir trabajando de cuidar a la gente.

En otra placa lee un nombre que le llama la atención, porque dice simplemente "Isidro".

- ¿Abue, quien era "Isidro"?

Mirá Manu, Isidro fue un bebé que vivió apenas unos días, porque a su mamá la balearon a la salida de un banco cuando faltaba muy poquitito para que Isidro naciera.

Siguieron caminando y leyendo nombres anónimos en paredones que se sucedían uno tras otro, y parecían no terminar jamás...

Axel Blumberg, Gustavo Lanzavecchia, Fernando Zalles, Eduardo Nieva, Cristian Aoum, Luis César Lozada, Leonela Aguirre, Antonio Larroca, Claudia Yilella, miles y miles de nombres que clamaban desde el silencio….María del Carmen Ponce, Sandra Brickman, Sergio Sagasti, Renata Toscano, Walter González……la nómina impresionaba por su vastedad y variedad…mujeres, hombres, jóvenes, viejos, de mediana edad, comerciantes, policías, maestros, estudiantes, gente común….simplemente gente asesinada.

Hasta que Manuel se detuvo en uno que le llamó particularmente la atención.

- ¿Y esta señora, abue?

- Ese fue un caso muy especial, Manuel.

Esa señora era muy rica y hermosa; vinieron unos tipos que la secuestraron y le robaron todas sus riquezas, le arrancaron su vestido azul y blanco y la vistieron de rojo, la violaron durante años mientras la llenaban de drogas, engañaron a su hijos diciéndoles que la madre estaba radiante y mejor que nunca, mientras ella se desangraba en silencio.

A pesar de que conocían muy bien el caso, ni la TV ni los diarios ni las radios contaban la verdad sobre ella porque habían sido comprados por el gobierno y su entorno, y solo mostraban partidos de fútbol, mujeres desnudas y propaganda.

En la placa se leía, simplemente " La Argentina".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESTOS AGREDIERON A MI PATRIA

Loading...